La representante especial del secretario general de la ONU para Kosovo, Caroline Ziadeh, pidió este domingo que se evite una mayor escalada de tensiones en la región.

Según un tuit de la misión del organismo en Kosovo, Ziadeh observa con preocupación los acontecimientos en la zona y llamó a la paz y el "restablecimiento de la libertad de movimiento".

"Insto a todos a que aborden las cuestiones de buena fe a través del diálogo facilitado por la Unión Europea para fortalecer la estabilidad y seguridad para todos", destacó.

Los comentarios se produjeron en medio de las crecientes tensiones entre Belgrado y la república parcialmente reconocida, debido a la decisión de Pristina de implementar una controvertida ley que exige que los serbios que viven en el territorio remplacen sus registros de vehículos emitidos por Serbia por placas de Kosovo a partir del 1 de agosto.

Por su parte, el presidente serbio, Aleksandar Vucic, afirmó este domingo que el Ejército kosovar planea realizar un ataque contra la población serbia que vive en el norte de la provincia autónoma de Kosovo y Metojia.

Anteriormente se informó que los serbios de estos territorios estaban construyendo barricadas, mientras que las fuerzas especiales kosovares han cerrado los pasos fronterizos y Belgrado ha puesto en alerta al Ejército.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *