Santiago. “Perico ripiao sinfónico Melodías de una Nación” fue el nombre del concierto de gala con motivo de la celebración del 60 aniversario de fundación de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), celebrado el pasado viernes con la participación de la Orquesta Sinfónica del Cibao bajo la dirección del maestro Ruddy Capellán, un evento de lujo que puso en alto la música que identifica los dominicanos.

“Perico ripiao sinfónico Melodías de una Nación” inició pasada las ocho de la noche, en un escenario muy especial, el Cibao Fútbol Club, que puso en pausa sus acostumbrados torneos deportivos, para convertirse en un espacio festivo y recibir a miles de personas y donde el merengue criollo, tanto el tradicional, como el típico, recibieron tonadas y arreglos sinfónicas, de excelente nivel musical.

La parte formal del concierto inició, a través de la magia del video, con las palabras de bienvenida a cargo del rector de la PUCMM, el sacerdote Secilio Espinal quien resaltó el papel que ha jugado esta institución en momentos estelares de la historia de la sociedad dominicana y su identidad en materia de innovación y educación en valores.

Luego y después de un opening clásico, fue realizado un homenaje a los merengueros Johnny Ventura y Joseito Mateo con un popurrí de varios de sus éxitos a cargo del intérprete José Fernando Capellán, hermano del maestro Ruddy y quien formó parte de la Tina, entidad coral de Pucmm, este fue el primer toque merenguero, que luego subió a su punto más alto con la actuación de la merenguera Milly Quezada y un dúo de “Para Darte mi vida” junto a Krisppy.

Luego “El Galán del Merengue”, Eddy Herrera subió al escenario y recordó sus años de estudios de arquitectura en esa sede de estudios, los que interrumpió cuando el maestro Wilfrido Vargas lo invitó a ser parte de su orquesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *