Los presidentes de República Dominicana, Luis Abinader; Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada y Panamá, Laurentino Cortizo Cohen reunidos en la Alianza para el Desarrollo en Democracia, en la ciudad de San José, Costa Rica firmaron la Declaración de San José, en donde reiteraron su voluntad de trabajar decisivamente en la promoción de acciones concretas para el crecimiento económico de sus pueblos, sobre la base del respeto de los derechos humanos, la sostenibilidad y los valores democráticos.

Asimismo, la recuperación económica sostenible e inclusiva, la lucha contra el cambio climático, la atención a las necesidades de salud de sus pueblos, la creación de empleos decentes, bajo la premisa indiscutible de que las acciones de hoy moldearán las realidades del mañana.

En tal sentido, tras la firma de la Declaración de San José, los gobernantes de República Dominicana, Costa Rica y Panamá declararon respecto al comercio e inversión que consideran prioritario el fortalecimiento de las cadenas de suministro regionales.

Por lo que se comprometieron a garantizar la implementación de políticas públicas en sus estados que promuevan los objetivos compartidos de una inversión que fomente una alianza estratégica para incrementar los flujos comerciales.

“Por esto, reiteramos nuestro compromiso de avanzar con el cumplimiento de los propósitos establecidos en el Memorándum de Entendimiento suscrito por los ministros de Comercio Exterior de la República de Costa Rica, la República Dominicana y la República de Panamá, en diciembre de 2021”, expresa el documento.

E.E.U.U. aliado estratégico

De igual forma, reconocen a los Estados Unidos de América como aliado estratégico de esta Alianza, con quien República Dominicana, Costa Rica y Panamá comparten los objetivos comunes de fortalecer, en democracia y libertad, la competitividad, el desarrollo socioeconómico y la creación de empleo, a través del comercio y la inversión.

“En este contexto, comunicamos el acuerdo alcanzado con los Estados Unidos de América, para trabajar juntos en el fortalecimiento de nuestra integración económica, la promoción de mayores flujos de comercio e inversión, la reducción de vulnerabilidades presentes en las cadenas de suministro y el aprovechamiento óptimo de la proximidad geográfica de nuestros mercados, y la coincidencia de intereses entre nuestras naciones”, precisa el manuscrito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.