México, 27 abr (Prensa Latina) Los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Estados Unidos, Joe Biden, abordarán los temas de migración y la frontera en su conversación telefónica el viernes, indicaron hoy fuentes de la cancillería.

Aunque sin precisar detalles, las fuentes recuerdan que la solicitud del diálogo partió de la Casa Blanca en momentos en que Biden presentó un plan migratorio de seis puntos ante la posible rescisión del Título 42 de una norma sanitaria que ha servido de pretexto para devolver a México a migrantes.

Dicho plan es para reforzar la frontera con México, y en uno de sus puntos establece mejorar la eficiencia y la tramitación de los casos en la frontera para mitigar la saturación de las estaciones migratorias. Un juez federal de Luisiana anunció que bloqueará la decisión del gobierno de acabar el próximo 23 de mayo con el Título 42.

La Casa Blanca se comprometió a cumplir la decisión del juez de Luisiana cuando su orden de bloqueo sea expedida.

Lo contradictorio es que, una vez que el Título 42 sea levantado, el gobierno de Biden pretende expandir de forma significativa las expulsiones rápidas en la frontera a través del Título 8, que es la norma estándar por la que Estados Unidos realiza las deportaciones.

La expansión de esas expulsiones rápidas de migrantes es uno de los pilares del plan presentado este martes, que también contempla un refuerzo de los efectivos desplegados en la frontera, con la suma de 600 más para la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Es muy probable que el viernes el mandatario le dé mayores explicaciones al respecto a su par mexicano en la conversación telefónica en la cual, según la cancillería, López Obrador le reclamará a su vecino una nueva política hacia América Latina en su conjunto y mayor colaboración para atacar las causas más profundas de la migración.

Otro de los pilares de la iniciativa de Biden, según las fuentes, es centralizar las gestiones que llevan a cabo varias agencias gubernamentales y modernizando los procedimientos con el uso de herramientas digitales.

También reforzar el trabajo con las ONG para que puedan acoger a los migrantes después de que sus casos hayan sido tramitados por la CBP y estén a la espera de que se resuelva si pueden quedarse en Estados Unidos o son expulsados.

jha/lma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.