Según el medio, varios formadores están relacionados con los movimientos antigubernamentales Oath Keepers, Three Percenters y Proud Boys, cuyos miembros participaron el 6 de enero de 2021 en el asalto al Capitolio estadounidense.

Pixabay

Instructores policiales con vínculos con la extrema derecha están encargados de la formación de cientos de oficiales, según un informe publicado este viernes por Reuters. Se afirma que los instructores tienen vínculos con los grupos de milicias antigubernamentales Oath Keepers, Three Percenters y Proud Boys, cuyos miembros se enfrentan actualmente a cargos por haber participado el 6 de enero de 2021 en el asalto al Capitolio estadounidense.

Uno de los entrenadores identificados por el medio es Richard Whitehead, consultor de las fuerzas del orden con domicilio en Idaho, que ha impartido durante los últimos cuatro años clases a al menos 560 policías y otros trabajadores de la seguridad pública en 85 sesiones en 12 estados, de acuerdo con datos públicos analizados por la agencia de noticias.

En 2015, una comisión de formación del estado de Washington prohibió temporalmente que Whitehead anunciara cursos en su página web debido a que los materiales de instrucción se referían a un agente de policía con turbante como "cabeza de toalla" y contenían caricaturas de mujeres en bikini, apunta Reuters.

Además de haber sido entre 2016 y 2017 miembro del grupo antigubernamental de extrema derecha Oath Keepers, Whitehead se presentó en 2020 como candidato a 'sheriff' del condado de Kootenai (Idaho). Se adhiere a la filosofía del 'sheriff constitucional', que sostiene que los 'sheriffs' del condado deben ignorar cualquier ley que consideren inconstitucional.

Este movimiento afirma que los 'sheriffs' son la máxima autoridad policial en sus jurisdicciones, más poderosa incluso que el presidente. Un portavoz de la Asociación de Sheriffs Constitucionales y Oficiales de Paz negó que los puntos de vista de la organización sean extremos e indicó que no era ni de derechas ni de izquierdas. Asimismo, Reuters señala que Whitehead grabó un video promocional para su campaña con el grupo de extrema derecha Real Three Percenters.

Reuters apunta que su revisión de las publicaciones de Whitehead en las redes sociales encontró que este pidió la "ejecución de funcionarios del Gobierno que considera desleales" al expresidente Donald Trump. Además, llamó a la Policía a ignorar las órdenes de salud pública emitidas por "gobernadores tiranos" en medio de la pandemia, advirtiendo: "Estamos al borde de la guerra civil".

Otro formador policial de extrema derecha identificado por Reuters es Ryan Morris, fundador de Tripwire Operations Group, con sede en Pensilvania. Morris afirma que su empresa impartió en 2021 unas 50 clases de formación, a las que asistieron "aproximadamente la mitad" de las fuerzas del orden.

En una publicación compartida en lar redes sociales un mes antes del asalto al Capitolio de EE.UU., Morris calificó la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales como un "golpe de Estado, el derrocamiento del sistema electoral libre de EE.UU., el fin de nuestra república constitucional y la fusión del capitalismo en el deslizamiento hacia el socialismo".

En una entrevista con Reuters, admitió que él y otros formadores de Tripwire estuvieron el 6 de enero de 2021 en Washington y fueron contratados para la manifestación 'Stop the Steal'. Aunque se negó a explicar al medio que lo contrató, o en qué capacidad los instructores de su compañía fueron empleados en la manifestación, señaló que a veces fueron contratados para "ayudar a las agencias de la ley" o "proteger a ejecutivos de alto nivel."

Un policía de EE.UU. mata a una niña de dos años durante un tiroteo de varias horas con el padre de la infante

Otro formador policial identificado en el informe es Tim Kennedy, que indicó a Reuters que realizó "unas 200 sesiones de formación en todo Estados Unidos en 2021″ para agentes de Policía. El año anterior compartió una publicación en el que se alineaba con el movimiento antigubernamental Boogaloo Boys, cuyos adherentes anticipan una revolución que derribe al Gobierno federal o una segunda guerra civil en Estados Unidos.

En ese 'post' escribió que deseaba "boogaloo", un eufemismo para referirse a la guerra racial violenta. Dos meses más tarde, Kennedy publicó una foto de sí mismo con una camisa hawaiana, el uniforme no oficial del grupo, mientras apuntaba con un rifle de asalto. El título de la foto era: "Si eliges ser un idiota… He elegido una camisa especial para la ocasión".

Según Reuters, además de promover a Boogaloo Boys en las redes sociales, Kennedy se relacionaba frecuentemente con el líder del grupo derechista Proud Boys, Joseph Biggs, quien está actualmente encarcelado a la espera de juicio por sus actos del 6 de enero.

Además, el medio mencionó al entrenador Darrel Schenck, de Kansas, que imparte clases de armas de fuego a través de su propia empresa, así como de la división de aplicación de la ley de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), el principal grupo de presión de los derechos de las armas en EE.UU. De acuerdo con Reuters, Schenck ha expresado la creencia de que los demócratas son pedófilos, ha calificado de "noticias falsas" los informes sobre la violencia durante los disturbios en el Capitolio y ha declarado ilegítimas las elecciones de 2020, comentando: "El fraude electoral es la verdadera pandemia".

actualidadrt.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.