Por: Ramón Antonio Veras.

I.- Los opositores sin espacio para hacer política de oposición

1.- No estoy plenamente convencido de si lo identificado como pueblo dominicano, tiene pleno conocimiento de lo que fue el estado de terror policiaco que tiranizó durante el intolerante período de los doce años del doctor Balaguer.

2.- Aquel grupo político que se adueñó del poder del Estado y lo ejerció de manera abusiva, no tuvo compasión con sus adversarios; fue sumamente brutal, recio e inhumano.

3.- Por las atrocidades cometidas y el modo de obrar propio de salvajes, sin duda que el de los 12 años llegó a caer en el accionar político de salvajismo. La incivilidad estaba presente; el ensañamiento y la inclemencia adquirieron notoriedad.

4.- Los opositores activos al régimen que imperó desde 1966 a 1978, no tenían espacio libre; los hombres y mujeres de pensamiento político lúcido que llevaban a la práctica sus ideas, cada quien actuaba a su cuenta y riesgo.

5.- El hogar ni la plaza pública eran lugares seguros para el militante político opositor que accionaba en el ambiente de los 12 años. Lo de protegido o resguardo legal no existía. El desamparo acompañaba a los derechos humanos y a las libertades públicas.

6.- El propósito sin razón de ninguna clase, guiaba el proceder de quien se creía depositario de autoridad para, a su antojo, disponer de la vida, derechos y libertades de los adversarios que se oponían a las tropelías de los que gobernaron el país durante los fatídicos 12 años.

II.- En 1975 siguen los desmanes

7.- La violencia institucionalizada que con dureza concluyó en el año 1974, siguió más furibunda en el año 1975, como se evidencia por la hilera de abusos de toda calaña, como indicamos a continuación:

  • 14 de diciembre de 1974. Asesinan de varios balazos a Antonio Cabrera, de ocupación zapatero.

  • 16 de diciembre de 1974. Asesinan de varios balazos a Máximo Antonio Abreu, albañil.

  • 16 de diciembre de 1974, Allanan la residencia de Vicente Miguel, Rafael Radhamés Villalona Chávez, en el número 172 de la avenida 27 de Febrero.

  • 16 de diciembre de 1974. Allanan la casa de José Miguel Morel Inoa, en el número 118 de la calle Onofre de Lora, Pueblo Nuevo

  • 17 de diciembre de 1974. Allanan la casa de Andrés Vásquez Inoa, en El Ejido.

  • 18 de diciembre de 1974. Apresan a José Antonio López Paulino, acusado de portar una bomba.

  • 20 de diciembre de 1974. Allanan la casa de Apolinar Beato, en el Núm.38 de la calle «A», en El Ejido..

  • 21 de diciembre de 1974. Detienen a Manuel Castro en el Núm.76 de la avenida Simón Bolívar, Ens. Bolívar.

  • 28 de diciembre de 1974. Detienen a Rafael Liriano en el Núm.25 de la calle Pedro Quezada.

  • 10 de diciembre de 1974. Son detenidos Gilberto Díaz Inoa y los hermanos Hernández, en el Núm.15 de la calle Raúl Sterling.

  • 2 de enero de 1975. Detienen a Andrés Reyes, junto a su esposa, en el Núm.46 de la calle Juana Saltitopa.

  • Enero de 1975. Detienen a los hermanos Inoa en el Núm.50 de la calle Núm.8

  • 4 de enero de 1975. Allanan la casa de los esposos Lantigua y Martínez, en el Núm.222 de la calle Núm.3 del ensanche Libertad. Ambos son detenidos.

  • 3 de enero de 1975. Los hermanos Moronta (3) son detenidos en el ensanche Enriquillo.

  • 5 de enero de 1975. Detienen a Héctor Radhamés Filión y José de Jesús Álvarez.

  • 11 de enero de 1975. Detienen a Ana Gueco, dirigente del Sindicato de La Aguja y residente en Nibaje.

  • 13 de enero de 1975. Detienen a Domingo Rosario y Félix Castillo, dirigentes del Club Cultural Juana Saltitopa, en Los Jazmines.

  • 14 de enero de 1975. Detienen a Julio Pérez e Hipólito Adames, choferes de la Ruta de Nibaje.

  • 16 de enero de 1975. Detienen a José Serrata, obrero reside en Villa Jagua.

  • 18 de enero de 1975. Víctor Manuel López, residente en la Máximo Gómez Núm.153 (parte baja) detenido.

  • 19 de enero de 1975. Allanan la casa de Germán Reyes, residente en la parte baja del Núm.153 de la calle Máximo Gómez. En este mismo allanamiento fue detenida la menor de siete años, Kenia Reyes.

  • 20 de enero de 1975. Detienen a Enrique Pichardo Hernández, profesor, después de allanar su casa.

  • 21 de enero de 1975. Allanan la casa de los esposos Cosme Lantigua, en el ensanche Libertad. Ambos son detenidos.

  • 23 de enero de 1975. Detienen a Enrique Camilo Reyes, dirigente de UNACHOSIN.

  • 24 de enero de 1975. Allanan nuevamente la casa de los Cosme Lantigua. Dicen que buscan al profesor Pichardo Hernández.

  • 31 de enero de 1975. Antonio, Víctor y Rafael Medina (hermanos) son detenidos en un allanamiento en la casa Núm.27 de la calle Núm. 17 del barrio El Ejido.

  • 4 de febrero de 1975. Es allanada la casa No.191 de la avenida Franco Bidó (antigua Av. Duarte) y son detenidos el profesor Félix Ramón Luna junto con sus hijos Natalia y Fidias.

  • 4 de febrero de 1975. Allanan la casa Núm.9 de la calle 25 del Ejido y detienen a la señorita Altagracia Gómez.

  • 4 de febrero de 1975. Allanan la casa Núm.161 de la Ave. Franco Bidó (antigua Ave. Duarte) y detienen al señor Daniel Antonio Reynoso.

  • 6 de febrero de 1975. Es allanada la casa No.14 de la Ave. Hermanas Mirabal, donde reside el agrónomo Luis Estrella.

  • 11 de febrero de 1975. Es herido de bala el joven Cecilio Antonio Yapor, en la autopista Duarte.

  • 17 de febrero de 1975. Agentes del Servicio Secreto detienen a los jóvenes Willian e Hipólito Aponte y José Rafael Jiménez.

  • 18 de febrero de 1975. El Juez de la Segunda Cámara Penal de Santiago, por decisión de hábeas corpus ordena la libertad de José Antonio López (El Che). Fue desconocida la sentencia y mantenido en prisión.

  • 18 de febrero de 1975. Es allanada la Imprenta Santiago, calle San Luis Núm.40, y son detenidas todas las personas que laboran en ella, incluyendo su administrador, señor Hedí Suazo.

  • 18 de febrero de 1975. Se practican varios allanamientos en los barrios de Pueblo Nuevo, ensanche Libertad y Los Platanitos. Periódico La Noticia, día 18 de febrero, pág. 14

  • 19 de febrero de 1975. Detienen 8 personas: Elsa y Bernardo Peña F., residentes en la calle Abúa Rodríguez del barrio de Pueblo Nuevo, y otros.i

8.- Procede hacer la observación de que los actos antes indicados se llevaron a cabo solamente en la ciudad de Santiago de los Caballeros. A nivel nacional, el hecho más relevante fue el asesinato del brillante periodista Orlando Martínez, ocurrido el 17 de marzo de 1975.

III.- La Asociación de Abogados de Santiago, fija su posición ante el terror imperante

9.- La Directiva de la Asociación de Abogados de Santiago, motivada por la relación de los hechos antes indicados, así como por una misiva que tuvimos a bien enviarle, emitió un comunicado con el siguiente contenido:

La Asociación de Abogados de Santiago, Inc., hace constar que nuestra ciudad se ha caracterizado por la vida apacible que han disfrutado sus habitantes. Empero, desde hace cierto tiempo estamos contemplando alarmados que ese estilo de vida propio de esta hidalga ciudad, se ha deteriorado en forma acelerada y progresiva. Testimonio elocuente y seguro de esa pérdida de la tranquilidad ciudadana, lo constituyen ciertos hechos que desgraciadamente han acaecido en fechas relativamente recientes y que se sintetizan en muertes, persecuciones de tipo político, allanamientos injustificados, sometimientos sin base jurídica alguna y desconocimiento de decisiones judiciales. Ante esa situación, la Asociación de Abogados de Santiago, Inc., considera que es su obligación expresar públicamente su repudio a los hechos ya mencionados y manifestar su preocupación por el modo en que, cada vez con mayor frecuencia y de manera creciente, son vulnerados los derechos esenciales que consagra nuestra Constitución. Esta protesta persigue fundamentalmente que la razón predomine sobre la fuerza y que a Santiago se le devuelva la paz que hasta hace poco tenía. A tal efecto, hacemos un llamado a las altas autoridades de la nación, a fin de que instruyan a las autoridades locales para que estas se ciñan al cumplimiento estricto de la Constitución y las leyes en todas sus actuaciones, y garanticen así la seguridad y la libertad en nuestra comunidad.

Firmado: Dr. Rafael L. Reyes M., presidente; Dr. Aníbal Campagna, vicepresidente; Lic. Juan Guillermo Franco D., secretario general; Lic. Domingo Fadul, tesorero; Dr. Nicolás Gómez, vocal; Licda. Brunilda Castillo, vocal; Lic. Luis Veras Lozano, vocal y Dr. Flavio Darío Espinal, vocal. (Fuente: archivo del doctor Veras)

10.- Pero al régimen de los doce años del Dr. Balaguer poco le importaba la opinión de gremios que, como el de la Asociación de Abogados de Santiago, tenían mucho peso en el seno de la sociedad dominicana.

Ideas finales

11.- No escapa a nuestro conocimiento que en el seno de la sociedad dominicana actual, hay amplios sectores sociales que, más allá de la mercancía dinero, nada les importa de lo que ha ocurrido en el país en el pasado reciente o está sucediendo en la actualidad.

12.- Está muy de moda la expresión de: “no me interesa”; “como no me afecta, que entre el mar”; “eso no es de mi incumbencia, me da lo mismo”; “no me interesa porque en nada me beneficia”; “lo que concierne a los demás, ese no es mi problema”.

13.- No me cabe la menor duda de que para el indiferente a los sufrimientos de nuestro pueblo, no es más que un majadero aquel que se ocupa de decirle a la juventud dominicana que debe conocer lo que ha sido la historia de la brega política en nuestro país para hoy poder ejercer ciertas libertades y derechos formales.

14.- Cómo no decirle a la presente generación que en una etapa de la vida dominicana el país vivió a merced de lo que decidía un matón, que podía desprenderle la cabeza a cualquier opositor. No hay que inventar nada, ahí están los hechos de los doce años para ser conocidos por los dominicanos y las dominicanas de hoy y refrescarle la memoria a los de ayer.

Santiago de los Caballeros,

28 de marzo de 2022.

i Periódico El Nacional, 19 de febrero de 1975, pág. 24.Libro De la calle a estrados por justicia y libertad, pág. 109-110-111 y 112.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.