“Mostraba una aparente solvencia económica, por la opulenta vida que exhibía, con compras de vehículos, patrocinio de eventos y supuestos negocios alternos”.


Santiago.-Ella no encaja en los estereotipos que la sociedad y la Policía Nacional definirían como una antisocial o de perfil sospechoso como para ser detectada con facilidad o levantar sospecha en sus víctimas. No tiene apodo. Lleva una vida de opulencia y reside un sector de clase alta, con buen vehículo y mejor presentación.

Sus actividades enfilan hacia otros escenarios y con alto nivel social, pero sus operaciones alcanzaron a estafar a muchas personas de buenos ingresos y preparación académica.

Su actuación aprovecha la percepción, la pasión por el dinero fácil y la psicología de la ambición personal.

Ella es Sarah Rodríguez, la mujer de Santiago acusada de ser la cabecilla de una red que estafó a más de 50 personas con un falso modelo de inversión prometía multiplicar lo aportado a través del mercado de las criptomonedas.

Sarah tiene 31 años de edad y fue arrestada el pasado viernes en Santiago de los Caballeros, acusada de haber utilizado estrategias engañosas para captar clientes que convencía para realizar depósitos bancarios, en pesos y en dólares a los que en conjunto estafó más de 50 millones de pesos.

La fiscalía cuenta que la mujer “mostraba una aparente solvencia económica, por la opulenta vida que exhibía, con compras de vehículos, patrocinio de eventos y supuestos negocios alternos”.

El Ministerio Público ha citado la empresa Black Box Investment E.I.R.L. como la herramienta para cometer las estafas y que, para alegar el éxito de la inversión. Sarah usaba documentos falsos para mostrar supuestas transacciones e inversiones.

Su enredo es tal que el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Judicial de Santiago aplazó el conocimiento de medida de coerción para el miércoles 17, a las 9:30 de la mañana.

Esto es para que los abogados de la acusada, puedan preparar los presupuestos que serán presentados en la audiencia y las víctimas puedan accionar debidamente.

Mito Núñez, el abogado de Sarah Rodríguez, dijo a la prensa que el aplazamiento fue para que las partes tengan conocimiento pleno de la acusación planteada por las víctimas y la defensa técnica pueda hacer un correcto ejercicio de la acusación.

De su lado, Johan Newton López, de los estafados considera que debido a la gran cantidad de personas afectadas, será habilitada una sala especial para conocer la medida de coerción.

De igual forma, Miguel Díaz, abogado de los estafados dijo tener muchas pruebas digitales y documentos contra la acusada.

La mujer enfrenta cargos por violación al artículo 405 del Código Penal Dominicano, de los 15 y 18 de la Ley 53-07, Sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología.

También, enfrentará cargos por violación al artículo 3, numerales 1, 2, 3 y 4 de la Ley 155-17 contra el Lavado de Activos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *