Santiago. Las torrenciales lluvias, el Gran Teatro del Cibao sin aire acondicionado y las manifestaciones reeleccionistas marcaron anoche el escenario del discurso del presidente Luis Abinader con motivo a sus dos años de gestión.

Las fuertes lluvias, que causaron problemas en el tráfico, derrumbaron casas, paredes e incluso inundaron el centro de la ciudad, obligaron a los organizadores del acto del discurso presidencial a mover el escenario a un lugar cerrado.

El escenario escogido fue el Gran Teatro del Cibao, que lleva meses sin aire acondicionado y al tratarse de un acto masivo el calor resultó desafiante para los asistentes.

Bajo la constante amenaza de un día lluvioso, entre 6:00 y 7:00 de la noche, las personas se aglomeraron en torno a una de las entradas del Gran Teatro donde ya era notoria la presencia de decenas de personas con cartelones y afiches en los que pedían cuatro años más para el presidente Abinader.

En la entrada al Gran Teatro se produjeron grandes tumultos y fue necesario que sus organizadores se emplearan a fondo para mantener el orden, toda vez que en esa puerta coincidía la prensa, los empresarios, funcionarios y militantes del partido.

Te puede interesar leer: Abinader insiste reforma policial no se detendrá

Una vez en la Sala del Gran Teatro, el calor era sofocante y los detalles resaltantes en torno a la organización que tuvo que improvisarse en el lugar aún sin las condiciones necesarias para un acto masivo.

Una vez en pleno discurso, y sobretodo, cuando el Presidente hizo comparación al costo de las obras ahora y en los gobiernos de Leonel Fernández y Danilo Medina, los asistentes se colocaron de pie para pedir a grito cuatro años más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.