Ciudad de México, 5 jun (Prensa Latina) Seis estados de México amanecieron hoy en elecciones para escoger a igual número de gobernadores y más de 400 cargos públicos, y los resultados cambiarán el tablero político nacional.

Los comicios son en Aguascalientes, Tamaulipas, Oaxaca, Quintana Roo, Durango e Hidalgo, dominados hasta ahora por la oposición, pero los pronósticos son que pierda al menos cuatro de ellos, aunque otros le conceden un triunfo absoluto al oficialista Morena fundado por Andrés Manuel López Obrador.

Este último es el único que no tiene nada que perder y todo por ganar, pues los demás se juegan un bajón muy grande en la correlación de fuerzas en la nación si su control de los estados desciende a a menos de una decena de los 32 en total, lo que le restaría posibilidades para las presidenciales de 2024.

Es por ello que los analistas y las encuestadoras dan tanta importancia a estos comicios de hoy domingo donde tienen derecho a votar en total poco más de 11 millones de mexicanos.

Una rápida mirada a cada estado en contienda, según las encuestadoras, indican que en el único estado donde Morena podría perder es en Aguascalientes, uno de los bastiones de partido conservador Acción Nacional. Añaden que también es apretada la situación en Durango pero más difícil de vaticinar.

En cambio, en los cuatro restantes ven a los candidatos oficialistas muy fuertes y con pocas posibilidades de los opositores de revertir las tendencias favorables a los aspirantes del partido de López Obrador.

De confirmarse los pronósticos, lo más probable es que haya movimientos internos en los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y Revolucionario Democrático, que sufren una aguda crisis de liderato y como están irían con mucha desventaja a los comicios presidenciales si antes no cambian su dirigencia, según analistas de varias tendencias.

Las urnas se abren a las 08:00 locales y se espera que mediante una nueva tecnología de conteo rápido esta misma noche se den las tendencias que, si bien no son oficiales y habrá que esperar entre una a dos semanas, sí serán un indicativo sólido de cómo quedarán los partidos en cada estado.

La entidad con más complicaciones para que la gente vote es Oaxaca por los tremendos daños ocasionados por el ciclón Agatha pues están en medio de las labores de recuperación, pero aun así el Instituto Nacional Electoral decidió no suspenderlos.

mem/lma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *