Los futuros del maíz, una proyección cotizable de la producción de grano, lograron un máximo de precio histórico en Estados Unidos esta semana como consecuencia de cosechas deterioradas por un clima adverso.

La Bolsa de Comercio de Chicago registró un aumento del 5,3% para los futuros del maíz, que alcanzó unos 6,62 dólares por unidad de medida bushel (alrededor de 25,4 kilogramos), el punto más alto desde la última semana de junio.
En un momento en que los precios del grano mundial se han visto afectados por el conflicto entre Ucrania y Rusia, dos de los principales productores y exportadores de alimentos del mundo, ¿qué consecuencias tiene para los mercados internacionales este disparo de costos en Estados Unidos?

Sputnik conversó con el doctor en economía Moritz Cruz Blanco, egresado de la Universidad de Manchester e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, para responder esta pregunta.

Más presión inflacionaria a nivel mundial

El fuerte intercambio comercial entre México y Estados Unidos no será el único afectado con este aumento en los precios del maíz, advierte el especialista, sino que el impacto tiene alcance mundial.

Estados Unidos, recuerda Cruz Blanco, es el productor más importante de maíz en el mundo, seguido de China, Brasil y la Unión Europea en su conjunto, de acuerdo con análisis de mercado de la plataforma Statista, por lo que modificaciones en sus cosechas determinan el precio en una dimensión planetaria.

"Va a ser un factor que no va a ayudar a que se controle la inflación, de que se disminuya en el caso de México por la vía de los alimentos en particular, que ha sido el problema fundamental que hemos registrado", apunta. sputniknews.lat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *