Álvaro Uribe, expresidente de Colombia - Sputnik Mundo, 1920, 22.03.2022
Si bien su partido, el Centro Democrático, parece lejos ganar las elecciones, el expresidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) enfoca sus esfuerzos en cuestionar el favoritismo del candidato del Pacto Histórico, Gustavo Petro. Las acusaciones van desde presuntos fraudes, una "infiltración" desde Venezuela y hasta el asalto a la catedral de Bogotá.
El escrutinio definitivo conocido el viernes 18 de marzo amplió la diferencia a favor del izquierdista Pacto Histórico en las elecciones por la circunscripción nacional para el Senado de la Nación del domingo 13 de marzo.
Según la Registraduría Nacional, el Pacto, liderado por Gustavo Petro, amplió su ventaja, al pasar de 2,3 millones de votos en el conteo preliminar, a casi 2,7 millones –y de 16 a 19 escaños– en el conteo definitivo, al tiempo que el Centro Democrático de Álvaro Uribe perdió 55.000 votos en ese nuevo conteo.
De esta manera, el Pacto Histórico obtuvo la mayor bancada en el Senado —19 curules más dos de la circunscripción indígena, lo cual da un total de 21— seguido de los partidos tradicionales Liberal y Conservador, ambos con 15.

El candidato presidencial de izquierda, Gustavo Petro - Sputnik Mundo, 1920, 15.03.2022

En cuarto lugar quedó la Coalición Centro Esperanza con 14 y en quinto lugar el Centro Democrático, fuerza política fundada por el expresidente Uribe y a la que pertenece el actual presidente Iván Duque, que pasó a tener 13 senadores y 16 diputados en el nuevo Congreso, perdiendo 6 representantes en el Senado y 16 en la Cámara de Representantes con respecto al legislativo actual.
El aumento de los votos del Pacto Histórico en el conteo definitivo desató la airada reacción de Uribe, quien, luego de conocerse los resultados, escribió en su cuenta de Twitter que "estas elecciones dejan toda la desconfianza" y aseguró que hubo formularios de votación (conocidos como E-14) "llenos de tachones, enmendaduras, firmas que no coinciden".
La acusación fue directo contra Petro, cuya candidatura parece la preferida de cara a las presidenciales. Según Uribe, "a las inconsistencias se suma la abrumadora votación del Petrismo en zonas de narcotráfico".
A partir de la denuncia de Uribe, el registrador nacional de Colombia, Alexander Vega Rocha, decidió en un primer momento "pedir el recuento general de votos para el Senado de la República".

Jennifer Pedraza, representante electa para el Congreso de Colombia - Sputnik Mundo, 1920, 21.03.2022

Para Petro, la decisión de Vega Rocha fue un "fraude", puesto que "la cadena de custodia de los votos terminó" el 19 de marzo. "A esta hora pueden estar llenando las bolsas de votos", añadió en su cuenta de Twitter, para luego remarcar que "estamos ante un golpe de Estado impulsado por Uribe".
Sin embargo, el propio Vega Rocha se retractó y aclaró que no pediría el recuento, luego de mantener un encuentro con representantes de los partidos políticos que participaron de la contienda. Según consignó el diario El Tiempo, de los 16 partidos convocados, 12 rechazaron el recuento, uno se abstuvo (el Partido Conservador) y solo tres pidieron volver a contar: el Movimiento de Salvación Nacional, Verde Oxígeno y Centro Democrático liderado por Uribe.

Uribe no se rinde: el "asalto" de Petro

Incluso antes de saber que no habría recuento, Uribe recargó sus señalamientos contra Petro vinculándolo con una supuesta intromisión desde Venezuela. Siempre desde Twitter, compartió un presunto documento que pertenecería a la 'Dirección General de Contrainteligencia' del Gobierno de Venezuela en el que, según el texto, se hace un análisis de "vulnerabilidades del sistema electoral" colombiano. Para Uribe, el texto es prueba de "la penetración venezolana para contribuir al fraude electoral en Colombia".
La arremetida de Uribe contra Petro en las redes continuó el lunes 21, cuando el exmandatario enumeró lo que considera las "etapas del asalto de Petro a la democracia".
Según Uribe, el supuesto plan del líder del Pacto Histórico incluye "el asalto del narco vandalismo durante el Paro Nacional", "el impulso de Petro a este asalto", "el asalto al proceso electoral" y el reciente "asalto a la Catedral".
Mientras la Registraduría analizaba si realizaba un recuento, Uribe se mostró como abanderado del Centro Democrático en publicar y compartir publicaciones de supuestas irregularidades en formularios de votación, con presuntos votos a Petro agregados o votos al Centro Democrático que, según dicen sus integrantes, no aparecen en los conteos.
"Dr. Petro, gánese las elecciones, no pretenda robárselas ni imponerse tramando acusaciones de fraude en contra de quienes pedimos cuentas claras", insistió Uribe.
"Una cosa es reconocer que el partido retrocedió, aceptar la afectación de mi reputación, reconocer lo que ha faltado al Gobierno y otra cosa es pedir el reconteo en bien de la democracia", se defendió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.