La caída del euro pone a las naciones de Europa en un laberinto de inflacionario, debido a que a partir de ahora necesita más euros para adquirir la misma cantidad de dólares para materias primas y productos, en particular las energías,

Como se recuerda, la inflación en la Unión Europea ha sido ya la mayor en 40 años y es impulsada por la guerra entre Rusia y Ucrania. El precio de la energía que dependen de Rusia o de Estados Unidos, en su gran mayoría, han impulsado al alza de la inflación y ahora de la moneda estadounidense, en parte porque requiere mayor cantidad de dólares en este momento.

Sin embargo, otro factor importante es el hecho de que la Reserva Federal de Estados Unidos subió los tipos de interés por la inflación en su país.

Según los expertos, subir los intereses hace que Estados Unidos atraiga más capital y fondos hacia su territorio y por eso, el Banco Central Europeo también tiene que subirlos.

La caída del euro frente al dólar viene de un conjunto de factores más allá de la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos, también porque se demanda más moneda fuerte en la economía operar como se requiere en función de los consumidores.

Pero las economías europeas tienen señales de debilidad en estos momentos, con el precio de la energía y las materias primas.

Desde ahora comprar productos a otro país requiere más moneda fuerte, pero por colocar productos europeos en el mercado norteamericano, por ejemplo, recibirá menos dólares.

Es decir que depreciación, también va afectar a las importaciones y exportaciones en la zona euro y al final los consumidores terminarán pagando más, lo que impulsa la inflación.

El ejemplo más particular es que el dólar es la moneda que se utiliza para la compra de gas, petróleo y otras materias primas en los mercados internacionales.

Como Europa requerirá más euros para tener la misma cantidad de dólar, a partir de ahora el precio de los carburantes y del petróleo llegarás caro al consumidor.

Como el euro ha sufrido una caída, ahora vale menos frente dólares “para comprar la misma cantidad de petróleo en dólares necesitas más euros que antes por lo que ese costo termina por pagarlo el bolsillo del consumidor al momento de comprar la gasolina y de pagar el servicio de la electricidad.

Pero como los combustibles como la gasolina o diésel, o la electricidad tienen efecto directo sobre el transporte y las cadenas de suministro tendría un impacto mayor al que de por sí tienen el los productos mismos que son importado y pagado finalmente por el consumidor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *