Países subrayan urgencia de avanzar hacia una agenda igualadora que garantice el pleno goce de los derechos de toda la población


Inauguraron la cuarta reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo, que se celebra hasta el jueves 30 en la sede de la CEPAL en Santiago, Chile.

Representantes de los países de América Latina y el Caribe subrayaron hoy la urgencia de avanzar hacia una agenda igualadora y orientada a la realización y el pleno goce de los derechos de toda la población, que ponga fin a las múltiples desigualdades cruzadas que caracterizan a la región, durante la inauguración de la cuarta reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo, que se realiza hasta el jueves 30 de junio en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago, Chile.

En el encuentro, los países renovaron también su pleno compromiso con la implementación del Consenso de Montevideo – el acuerdo intergubernamental más importante de América Latina y el Caribe en materia de población y desarrollo- e instaron a garantizar la protección social universal como pilar del Estado de bienestar y la sociedad del cuidado.

Durante los tres días de la reunión, altos representantes de gobierno, instituciones internacionales, de las Naciones Unidas, sector privado, academia y sociedad civil, analizarán los impactos sociodemográficos de la pandemia del COVID-19 en la región y los retos que plantea la crisis sanitaria y social para la implementación del Consenso de Montevideo.

La reunión fue inaugurada por Raúl García-Buchaca, Secretario Ejecutivo Adjunto para Administración y Análisis de Programas de la CEPAL; Harold Robinson, Director Regional para América Latina y el Caribe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), y Diana Mirian Miloslavich Tupac, Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables del Perú, en su calidad de Presidente saliente de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo. Intervino también Sergio Armando Cusicanqui Loayza, Ministro de Planificación de Bolivia, país que hoy fue elegido unánimemente para ejercer la Presidencia de la Conferencia por los próximos dos años.

Durante su discurso inaugural, Raúl García-Buchaca subrayó que las desigualdades estructurales de América Latina y el Caribe han llevado a la región a sufrir una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes, y con los más profundos impactos a nivel mundial en términos comparativos.

Destacó que avanzar en la implementación del Consenso de Montevideo significa hoy, más que nunca, enfocar las energías en el rescate de la Agenda 2030 e impulsar aceleradamente la transición verde, justa, que ponga en el centro a las personas sin dejar a nadie atrás.

“Esto, para hacerse efectivo, debe traducirse en políticas públicas y programas prioritarios que impulsen la participación e inclusión de los pueblos indígenas y afrodescendientes; de las personas mayores; de las personas con discapacidad; la inclusión del cuidado en los sistemas de protección social; en promover, proteger y garantizar la salud y los derechos sexuales y reproductivos; prevenir el aborto inseguro; asistir y proteger a las personas migrantes; y planificar y avanzar en el ordenamiento del desarrollo territorial y urbano, entre otros aspectos”, afirmó.

Harold Robinson, Director Regional del UNFPA, por su parte, recordó que América Latina y el Caribe fue la región más golpeada del mundo por la pandemia, particularmente en términos de mortalidad.

Añadió que la coyuntura provocada por la pandemia de COVID-19 nos pone frente a una región tensionada por los desafíos sanitarios, económicos y sociales, que se entrelazan y refuerzan entre sí.

“La desigualdad, principal elemento característico de nuestro continente, se vuelve trágicamente más visible. La salud, los empleos, el bienestar no fueron afectados de igual manera para todas y todos. No debemos volver a la ‘vieja normalidad’ basada en privilegios”, afirmó.

Diana Mirian Miloslavich Tupac, Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables del Perú, en tanto, advirtió que, a pesar de los avances logrados en la implementación del Consenso de Montevideo, los desafíos pendientes son hoy mucho mayores y acuciantes, y están vinculados en gran medida a las grandes brechas que ya existían entre los países y al interior de estos.

“Queda claro que la región aún tiene un largo camino para recorrer en todos los ámbitos de la agenda de población y desarrollo. Esto requerirá de políticas sostenidas en el tiempo que, junto con una profundización en los enfoques de derechos, interculturalidad y de género, permitan extender los avances y evitar estancamientos o retrocesos”, subrayó.

El Ministro de Planificación de Bolivia, Sergio Armando Cusicanqui Loayza, por su parte, refirmó el compromiso de su país con el Consenso de Montevideo y sus medidas prioritarias.

“Estamos conscientes del trabajo que debemos encarar a partir de hoy y expresamos nuestro mayor compromiso con ello”, aseveró.

Posterior a la inauguración, Simone Cecchini, Director del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE)-División de Población de la CEPAL, presentó a los países el documento Los impactos sociodemográficos de la pandemia de COVID-19 en América Latina y el Caribe que aborda las repercusiones de la pandemia desde la dimensión poblacional e incluye propuestas desde la óptica de las políticas públicas.

El documento aporta datos y análisis sobre las repercusiones profundas, variadas y con rostro humano de la pandemia en los tres componentes de la dinámica demográfica: la fecundidad, la mortalidad y la migración interna e internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *