Santiago.- La Defensa Civil de esta ciudad trabaja en el levantamiento de zonas vulnerables como forma de adelantarse a las acciones de prevención y socorro en ocasión de eventos climáticos y meteorológicos.
El levantamiento de la Defensa Civil de Santiago tiene particular motivación ante la entrada de la parte más activa de la temporada ciclónica cuyos fenómenos meteorológicos causan lluvias, inundaciones y deslizamientos de tierra.
Esta labor permitirá al organismo de socorro cuantificar las familias expuestas a este tipo de eventos climáticos e identificar los lugares de protección en caso de una eventual evacuación.
Santiago tiene grandes dificultades con el sistema de drenaje pluvial potenciando inundaciones en zonas residenciales, calles y avenidas que ponen en peligro la vida y propiedades.


De acuerdo a estudios realizados en el 2019, en Santiago residen más de tres mil familias en 52 zonas identificadas como vulnerables.
La Defensa Civil activa cada año un protocolo de emergencia con motivo de la temporada ciclónica entre lo que se encuentran los comités de mitigación y prevención de desastres en coordinación con la Gobernación.
“El Comité de Mitigación y prevención de desastres está conformado por 30 instituciones públicas y privadas coordinadas por la Gobernación provincial.
Desde ese espacio se realizan las revisiones de los 137 albergues o refugios que pueden ser utilizados en caso de catástrofes, donde se les da preferencia a los locales de juntas de vecinos, templos católicos, clubes culturales y deportivos.
Otro mecanismo importante en prevención y socorro son las llamadas redes comunitarias, cuyos miembros han sido debidamente adiestrados por los organismos de socorro como Defensa Civil, Cruz Roja y Cuerpo de Bomberos para saber qué hacer antes, durante y después de un evento o fenómeno naturales.

La Defensa Civil de Santiago posee una lista de las comunidades con más riesgos en tiempos de lluvia en cuyo levantamiento incluyen los barrios de Vietnán, Cañada del Diablo, en Pekín, Arroyo Hondo Abajo, fondo de la Botella, la Gloria de Cienfuegos, callejón de Borbón y los hoyos de Bartola, Elías, El Oscuro, Puchula, cañadas de Gurabo, Pontezuela, Nibaje, el Fracatán, Nueva York Chiquito, Hoya del Caimito y los Ciruelitos.
También están los Platanitos, las Charcas, la Otra Banda y Barrio Obrero y otros sectores en los municipios cercanos como Villa González, Tamboril, Licey al Medio, Baitoa y Navarrete, donde han identificado otros sectores y zonas consideradas vulnerables en caso de lluvias como las que provocan los huracanes y en donde residen cientos de familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *