El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva prometió gente nueva para un eventual tercer mandato suyo en Brasil.

El ex mandatario dijo que de ganar los comicios de octubre próximo, descarta la presencia de políticos históricos del Partido de los Trabajadores (PT), entre ellos a la exmandataria Dilma Rousseff.

Al preguntársele las razones, Lula sugirió abrir espacio al nuevo liderazgo al precisar  que "no tiene sentido que un expresidente de la República trabaje y ayude en otro gobierno", en referencia a Rousseff, sobre la que dijo que le tiene "un profundo respeto". Añadió que "hay mucha gente nueva" a la que buscarán darle oportunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.