Brasilia, 30 sep (Prensa Latina)
El expresidente y candidato Luiz Inácio Lula da Silva afirmó hoy que América del Sur quiere verlo ganar las elecciones del 2 de octubre en Brasil para reorganizar nuevamente a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).
«Usted tiene a Suramérica entera queriendo que Brasil gane para ver si nosotros conseguimos coordinar otra vez una institución multilateral como la Unasur e intentar discutir proyectos que son de desarrollo», declaró Lula a la prensa en Río de Janeiro acompañado de políticos aliados como Marcelo Freixo, candidato a gobernador, y André Ceciliano, pretendiente a senador.

El aspirante presidencial del Partido de los Trabajadores explicó que «no puedes tener en Brasil a un presidente (alusión a Jair Bolsonaro) que se burle de Argentina todos los días».

Argentina, recalcó, «es nuestro principal socio comercial. ¿Sabes? Es una estupidez de gobierno. Así que vamos a tener dificultades para recuperar un montón de cosas en las que se hizo el desmonte aquí», admitió.

Lula calificó de burrada que un gobernante brasileño provoque a Argentina, y agregó que, si es elegido, buscará hablar con los líderes de la región.

Bolsonaro, postulante del Partido Liberal que ambiciona reelegirse, critica con frecuencia al presidente argentino, Alberto Fernández, aliado político de Lula.

Durante las elecciones en el vecino país, el exmilitar defendió la reelección de Mauricio Macri, quien acabó derrotado por Fernández.

En su intervención, el exdirigente obrero avanzó también que al menos ocho países europeos manifestaron interés en tener el lunes una conversación por teléfono, una jornada después del sufragio para establecer una nueva relación diplomática.

Alertó que prevalece el desasosiego en el extranjero sobre lo que pudiera ocurrir en Brasil después de la polarizada consulta y la posibilidad de que Bolsonaro, al verse derrotado, intente crear «confusión en la transición».

«Hay mucha gente preocupada con lo que pueda suceder en Brasil. No saben la cantidad de llamadas que recibimos, la cantidad de personas que se están inscribiendo para venir aquí para acompañar el proceso electoral», remarcó el candidato favorito para ganar en las urnas el domingo.

Durante el acalorado último debate presidencial con la participación de siete candidatos (de 11) transmitido anoche por TV Globo, Bolsonaro evadió y dio otra respuesta cuando la senadora Soraya Thronicke (Unión Brasil) preguntó si daría un golpe de Estado y respetaría el resultado de la votación. El excapitán del Ejército recurrió al chantaje al declarar que la ayudó a elegirla como congresista y que ella llegó a pedir cargos en el Gobierno federal para aliados durante su gestión, sin referirse a la interrogante formulada por la senadora.

oda/ocs

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *