Las ecuatorianas demandaban equidad, despenalización del aborto y la justicia contra los feminicidios.

 

La Policía ecuatoriana reprimió este martes con gas pimienta, golpes con bastones, con caballos y perros la marcha feminista desarrollada por el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, según denunciaron medios locales.

Cientos de mujeres se congregaron pacíficamente para ingresar a la Plaza Grande, pero el Gobierno del presidente Guillermo Lasso cercó Carondellet, sede del Gobierno, desde tempranas horas y hubo una presencia policial desmedida.

El punto de salida en Quito, ciudad capital, fue el Parque el Arbolito y fue pacífica y festiva hasta el centro de la ciudad. Las mujeres, jóvenes, niñas y abuelas corearon mensajes contra el Gobierno de Lasso, pero la marcha no pudo continuar hasta Carondellet, debido a la represión policial.

Ante la fuerte presencia policial en el Centro Histórico de Quito, las mujeres decidieron reagruparse en la Plaza de Santo Domingo, para continuar con sus consignas contra la violencia machista. “Ni una menos, vivas nos queremos”, era uno de sus mensajes.

De acuerdo con medios locales, cerca de las 20:00 hora local (01:00 GMT), policías a caballo impidieron el paso de las mujeres en la calle Mejía y Venezuela, en el Centro Histórico, y lanzaron gases a las manifestantes. Varias mujeres marchaban junto a sus hijos.

Mientras tanto, en Guayaquil también se registraron lanzamiento de gases lacrimógenos, pese a que, según las organizadoras de la manifestación, contaban con los permisos necesarios.

“A pesar de que habíamos entregado a la Gobernación (de Guayas) el cronograma y las calles de la marcha, la policía llevó Uniformados UMO en una marcha con niños presentes. Este es su gobierno del encuentro, no vuelvan a pedirnos ser pacíficas cuando son violentos con nosotras”, publicó en Twitter una mujer participante de la manifestación.

Entre las exigencias de las ecuatorianas estuvo la equidad, la despenalización del aborto y la justicia contra los feminicidios, además de oponerse a las guerras en todo el planeta. Las féminas demandaron a Lasso a que elimine los plazos de la reciente ley que regula el aborto en casos de violación.

La ola femenina caminó con mascarillas y medidas de bioseguridad para evitar los contagios de la Covid-19, además de portar pañoletas verdes, rojas, azules y lilas, colores que identifican distintas reivindicaciones de las mujeres.

De acuerdo con estudios de la Fundación Aldea, entre enero y marzo de 2022, Ecuador ha registrado 28 feminicidios, un 50 por ciento más que en igual período de 2021. Además, en el 86 por ciento de los casos, las víctimas tenían vínculo sentimental con los asesinos.

telesurtv.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.