La violencia de genero parece agudizarse en el país donde en los meses enero y fe­brero se reportaron  en las Fiscalías 6 mil 333 de­nuncias sobre violencia de género e intrafamiliar, 2,644 físicas, 3,612 verba­les y psicológicas y 77 pa­trimoniales.

Las denuncias en las Unidades de Atención Integral a la Violencia de Género, Intra­familiar y Delitos Sexuales del Ministerio Público a escala nacional, según un reporte de la Dirección de Análisis y Estadística de la Procuraduría General de la República.

Solo en el mes de  enero de es­te año fueron presentadas 471 denuncias por delitos sexuales, 166 de agresión sexual, 110 de violencia sexual, 36 de acoso sexual, 113 sobre seducción de menores, 38 por incesto y 8 sobre exhibicionismo.

Sin embargo solo fueron emi­tidas 21 órdenes de pro­tección a favor de víctimas que presentaron denuncias por violencia de género e intra­familiar y delitos sexuales.

No obstante, las llamadas ordenes de alejamiento y protección ha demostrado en los hechos ue no funcionanan adecuadamente y muchas mujeres son asesinadas  bajo ese sistema de protección

El Mi­nisterio Público emite una orden de protección a favor de la víctima, a fin de que el agresor no se le acerque, ni visite los lugares que ella frecuenta, de acuerdo a la  Ley 24-97 sobre protec­ción de la víctima de violen­cia intrafamiliar.

La referida ley sobre vio­lencia intrafamiliar esta­blece en uno de sus artí­culos que aumenta a diez años de reclusión la pena a aquellos que resulten cul­pables de violencia cuando haya violado órdenes de protección.

Una ola de indignación y repulsa se ha levantado en la sociedad dominicana frente a estos casos de violencia que  a suz se pregunta  ¿Quién les falla a las cientos de mujeres que terminan asesinadas cada año por sus ex parejas en todo el país?

La pregunta resuena cada vez que una tragedia conmueve la conciencia nacional y vuelve quedar en el vacío después que varios sectores expresan sus puntos de vistas para caer en otra gran tragedia.

La última ocurrió en esta Semana Santa. Un hombre asesinó de varias estocadas a su pareja y la madre de esta, en el municipio Sosúa, de la provincia Puerto Plata.

Pero no es el único caso. Ha pasado antes y seguirá sucediendo , mientras nos formulamos la misma pregunto y el dedo acusador va en una y otra dirección.

Wandy Hernández, Alia El viejo , oriundo de Cangrejo Sosúa , le quitó la vida a su ex pareja Jelissa Paulino Corona , de 23 años de edad y a su suegra Ivelisse Corona Martínez , de 41 años de edad  en Villa Paraíso , del municipio de Sosúa, provincia de Puerto Plata.

Las trágicas historia recorren el país de palmo a palmo y varios factores e instituciones salen a relucir la falta de una protección efectiva a las mujeres víctimas de violencia de sus parejas y ex parejas , así como el manejo que dan las autoridades del Ministerio Público y la Policía Nacional a las llamadas ordenes de alejamiento.

El Sistema no funciona. No hay un  trató riguroso  ni apegado a la gravedad de los hechos que impidan que los agresores no lleguen a cometer sus acciones criminales.

La tragedia en el municipio de Sosúa, en la madrugada de este domingo un grito más en la desesperación de la violencia en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.