Las Fuerzas Armadas rusas destruyeron 975 instalaciones de la infraestructura militar de Ucrania, señaló el portavoz del Ministerio.
Konstantin Mihalchevskiy / Sputnik

El Ministerio de Defensa de Rusia anunció este domingo que los militares del país destruyeron 975 instalaciones de la infraestructura militar de Ucrania, entre ellas 23 centros de control y de comunicación, 3 puestos de radar, 31 sistemas de lanzamiento de misiles S-300, Buk M-1 y Osa y 48 radares.

El portavoz del Ministerio, Ígor Konashénkov, declaró que las Fuerzas Armadas de Rusia destruyeron 223 tanques y otros vehículos blindados de combate, 28 aviones que se encontraban en la tierra, 39 sistemas múltiples de lanzamiento de cohetes, 143 unidades de la técnica automovilística militar especial y 86 armas de artillería de campaña y morteros. También derribaron 8 aviones de combate, 7 helicópteros, 11 drones y dos misiles tácticos Tochka-U.

Desde el Ministerio señalaron que nacionalistas ucranianos atacaron este sábado con sistemas múltiples de lanzamiento de cohetes Grad barrios poblados en las afueras de Mariúpol y una escuela de la ciudad, lo que provocó muertos de civiles y destrucción de edificios residenciales. Konashénkov hizo hincapié en que los militares rusos advirtieron sobre la preparación de tales actos por nacionalistas ucranianos.

Según el vocero, las Fuerzas Armadas de Rusia bloquearon las ciudades de Jersón y Berdiansk, mientras que tomaron bajo control la ciudad de Gueníchesk y el aeródromo de Chernobaevka en la región de Jersón.

Asimismo, indicó que 471 militares ucranianos han depuesto las armas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.