Los Kalibr han impactado también contra 10 obuses M777 y unos 20 vehículos blindados que Occidente ha entregado en los últimos 10 días a Ucrania.

Foto AFP

Las Fuerzas Armadas de Rusia lanzaron un ataque con misiles de alta precisión y largo alcance Kalibr contra un puesto de mando de las fuerzas ucranianas en la provincia de Dnepropetrovsk, que conllevó la eliminación de decenas de generales y oficiales, anunció este sábado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov.

"Como resultado del ataque, más de 50 generales y oficiales de las Fuerzas Armadas de Ucrania fueron eliminados, incluidos los del Estado Mayor, del comando del grupo de tropas Kajovka, de las tropas de asalto aéreo y de las formaciones que operan en las direcciones de Nikoláyev y Zaporozhie", indicó el general, precisando que en el momento del ataque se estaba llevando a cabo una reunión de trabajo del mando del grupo operativo-estratégico de tropas Alejandría.

Últimos datos sobre el operativo militar

Konstantin Mihalchevskiy / Sputnik

Al mismo tiempo, el Ministerio de Defensa ruso ofreció la última actualización sobre el desarrollo del operativo militar especial:

Las unidades de la Milicia Popular de la República Popular de Lugansk, con el apoyo de las Fuerzas Armadas de Rusia, liberaron la localidad de Metiolkino, cerca de la ciudad de Severodonetsk.
Algunas unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania abandonan el área de combate debido a la baja moral y la falta de municiones.
Con misiles de alta precisión se eliminaron más de 100 militares y se destruyeron 30 tanques y vehículos blindados de combate pertenecientes al primer batallón de la 14.ª brigada mecanizada de Ucrania.
Hasta 200 integrantes de la 56.ª brigada de infantería motorizada fueron eliminados, incluidos mercenarios extranjeros que formaban parte de ella, así como dos vehículos de combate del sistema de cohetes de lanzamiento múltiple Grad, 10 vehículos de combate de infantería y vehículos blindados de transporte de personal.
El ataque del sistema de misiles tácticos Iskander neutralizó dos lanzadores de cohetes múltiples Uragán en Járkov.
La aviación rusa destruyó cuatro depósitos de armas de las Fuerzas Armadas de Ucrania y un sistema de defensa aérea Buk-M1.
La aviación rusa también eliminó a más de 400 nacionalistas y alcanzó 10 tanques y otros vehículos blindados de combate, 11 cañones de artillería de campaña, 11 lanzacohetes múltiples y 28 vehículos especiales.
Las Fuerzas de Defensa Aérea de Rusia derribaron un avión Su-25 de la Fuerza Aérea de Ucrania, así como 80 vehículos aéreos no tripulados.

Se interceptaron tres misiles tácticos Tochka-U en la República Popular de Lugansk y dos proyectiles del sistema de cohetes de lanzamiento múltiple Uragán en la región de Járkov y la región de Nikoláyev.
Las grandes pérdidas en las filas de las Fuerzas Armadas de Ucrania obligan a enviar al combate a personas no preparadas que carecen de las habilidades necesarias para manejar armas y equipo militar.
Dos aviones de ataque Su-25 de la Fuerza Aérea de Ucrania atacaron las posiciones de sus propias unidades en la región de Dnepropetrovsk.
En total, desde el inicio de la operación militar especial, las tropas rusas han destruido 207 aviones, 132 helicópteros, 1249 vehículos aéreos no tripulados, 344 sistemas de misiles antiaéreos, 3.683 tanques y otros vehículos blindados, 562 lanzacohetes múltiples, 2.043 unidades de artillería de campaña y morteros, así como 3.715 unidades de vehículos militares especiales, señaló Konashénkov.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.