Brasilia, 1 may (Prensa Latina) De manera unitaria, siete entidades que representan a la clase trabajadora de Brasil realizarán hoy en Sao Paulo el acto central por el 1 de Mayo, con la presencia del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Se espera la participación de miles de personas en la paulista Plaza Charles Miller, donde se hará «un gran acto para mostrar al país y al mundo que la clase trabajadora quiere un Brasil con otro rumbo», afirmó en la convocatoria el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Sergio Nobre.

Un Brasil, precisó, «con empleo, con desarrollo, con salario, derechos, protección social, desarrollo sostenible, respeto a la democracia y a la soberanía».

Entre los sindicatos que acordaron movilizarse hermanados en Sao Paulo figuran la CUT, Fuerza Sindical, Unión General de Trabajadores, Central de Trabajadores y Trabajadoras de Brasil, Nueva Central de Trabajadores, Central Intersindical de la Clase Obrera y Central Pública del Servidor.

También por la efeméride en la explanada habrá cinco actuaciones artísticas, entre ellas la de la famosa cantante Daniela Mercury, conocida como la Reina del Axé, ritmo que mezcla samba-reggae, frevo, merengue, forró, candomblé, pop rock, así como otros compases afrobrasileños y afrolatinos.

Según Nobre, la clase trabajadora se enfrenta al peor periodo de la historia, con «más de un tercio de nuestra población en paro o en el desánimo, con el hambre y la miseria alcanzando de nuevo a millones de brasileños».

Refirió que el grito Fuera Bolsonaro, la reflexión, lucha y reivindicación de trabajos dignos, así como demandas de desarrollo sostenible con justicia social centrarán muchas de las movilizaciones en diferentes ciudades del país.

Nada de esto es posible con Jair Bolsonaro en el poder, pues con el mandatario de tendencia ultraderechista la clase obrera «no tiene futuro», denunció.

Para el titular de la CUT, «derrotar a Bolsonaro y todo lo que representa es nuestra gran tarea» y la prioridad en el Día de los Trabajadores, así como en las demás jornadas del año hasta el 2 de octubre, fecha prevista para los comicios presidenciales, «las elecciones de nuestra vida, que definirán cómo será Brasil en los próximos 10, 20 años», remarcó.

Durante una reciente entrevista concedida a la revista Carta Capital, Nobre aseguró que el país es como la naturaleza. «Si se deja de destruir, se recupera en unos años. Si se hace todo bien, y estoy seguro de que Lula lo hará, con el apoyo de la clase trabajadora, podemos reconstruir rápidamente. En dos años, con Lula, Brasil es otro», concluyó.

mem/ocs

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.